Cambiar bañera por ducha: Evaluando las ventajas

Baños

Bañera por ducha

Son muchos los casos en los que nos planteamos si cambiar la bañera por una ducha, o lo contrario. Simplemente porque si bien la función es básicamente la misma, ofrecen ciertos puntos diferentes que debemos tener en cuenta.

Una ducha ahorra agua, un recurso que sabemos que actualmente hay que considerar. Por otro lado, si en nuestro hogar viven personas mayores o gente con capacidad de movimiento limitada, va a ser accesible para ellos. Y si hablamos básicamente de la remodelación de un baño, es obvio que nos va a permitir obtener mucho mas espacio libre.

Por otro lado, una bañera aumenta generalmente el valor del inmueble, ofrece la posibilidad de tener esos largos y relajantes baños con o sin hidromasaje y siempre puede incluír un duchador para cuando estemos con menos tiempo.

Por último, no está de mas pensar que generalmente es un momento del día en el cual deseamos disfrutar y estar cómodos, por lo tanto si tenemos un espacio pequeño, siempre va a ser mejor tener una ducha amplia (hoy en día se consiguen diseños realmente increíbles) que una bañera de espacio reducido.

Básicamente, si nuestro baño supera los 1.40 metros, podemos colocar una bañera de un tamaño razonable. De ser menor, una cabina con ducha es nuestra mejor elección para poder disfrutar del resto del espacio sin sentirnos encerrados.

Vía: Espacio Living

Comentarios

Top